Radio Hermanos-Inversionistas en Nicaragua

Más nicas invierten en el paìs

ECONÒMICAS EDIFICANDO INICIO NOTICIAS

En agosto del 2012, cuando se ofrecieron por primera vez en el mercado de valores nicaragüense los Fondos de Inversión Inmobiliarios (FII), eran una novedad. Su mayor atractivo era y sigue siendo que permiten adquirir, de acuerdo con el capital que se posee, el fragmento de una propiedad, que a través de su alquiler genera una renta mensual de entre el siete y ocho por ciento sobre el capital invertido.

Actualmente unos setenta nicaragüenses han adquirido aproximadamente diez millones de dólares en los FII Vista y Vista Siglo XI del Grupo Financiero Acobo, de Costa Rica. Y en el último año y medio han recibido unos 750,000 dólares en dividendos.

“En el caso de Nicaragua ha sido sumamente exitosa la relación que hemos manejado con Invercasa y dichosamente el producto ha tenido gran aceptación y ellos han colocado un ocho por ciento de toda la emisión del producto estrella de nuestra bolsa, que son los Fondos de Inversión Inmobiliarios”, informó Vladimir Sequeira, gerente general del Acobo Vista Fondos de Inversión.

Tal es el dinamismo que Nicaragua en tan poco tiempo se ha convertido en el principal socio extranjero del grupo financiero costarricense, por encima de El Salvador y Panamá, donde se comercializan desde hace diez años. En el país, este tipo de inversiones representan el 97 por ciento de las transacciones internacionales en la Bolsa de Valores de Nicaragua.

Según el presidente de Invercasa Puesto de Bolsa, Emiliano Maranhao, los nicaragüenses que han adquirido los FII son inversionistas medianos con capital de entre 50,000 y 100,000 dólares, que en lugar de comprar una casa para alquilarla han adquirido estos fondos que les permiten obtener entre 400 y 750 dólares mensuales para complementar sus ingresos.

 

DIVERSIFICA INVERSIONES

A nivel de Centroamérica son unos 900 clientes del grupo Acobo que tienen colocados unos 140 millones de dólares de una industria que mueve alrededor de 1,000 millones de dólares, dijo Sequeira.

Además de la diversificación de la inversión que permiten los FII, otra de las ventajas de adquirirlos es que en lugar de comprar una única propiedad, que tiene sus riesgos, los inversionistas compran varias a la vez. Esto diversifica el riesgo sin tener que hacer grandes inversiones, ni tener que preocuparse de las actividades propias de administrar las propiedades, ya que de eso se encarga la Sociedad Administradora del Fondo de Inversión (SAFI). Los FII de Acobo que se ofrecen en el país poseen unas 47 propiedades entre edificios para oficinas, centros comerciales y bodegas.

La meta de Acobo para este año es colocar entre treinta y cuarenta millones de dólares adicionales en estos fondos a nivel regional. En Nicaragua se espera mover unos cinco millones de dólares más.

Además de seguir ofreciendo los FII de Acobo, Invercasa ya cuenta con la autorización de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif) para crear una Sociedad Administradora de Fondos que está en proceso de comenzar a operar.

Según Maranhao han percibido un interés muy grande entre los nicaragüenses, principalmente entre aquellos que tienen edificios que pueden ser vendidos al fondo.

VA EN CRECIMIENTO

“Entonces lo que vamos a tener en Nicaragua es un mercado secundario de los bienes inmuebles que ya existen. Se va a democratizar la inversión”, dice Maranhao.

Y aunque actualmente el monto mínimo para invertir en los FII de Acobo es de 6,000 dólares, Invercasa planea abrir a corto y mediano plazo fondos de inversión con mínimos de 1,000 dólares.

Invercasa apuesta que con la creación de FII locales se dinamice aún más la construcción, ya que con los recursos de la venta de los bienes inmuebles a la SAF los desarrolladores podrán obtener liquidez para construir nuevas obras o ampliar las existentes.

“Además hay que recalcar que la Ley de Concertación Tributaria contempla que las personas que vendan bienes inmuebles a un fondo pagarán únicamente el cinco por ciento en lugar del treinta por ciento como en las operaciones normales de venta de propiedades a terceros”, explica Maranhao.

Invercasa estima que con los edificios que actualmente existen en la ciudad hay una oferta potencial de entre ochenta y 1,000 millones de dólares para crear un FII.

Además, Maranhao explica que la sociedad puede administrar también otro tipo de fondos, entre ellos los financieros, los de renta fija y otros. “Es todo un proceso que se tiene que adecuar para que estas compañías puedan comenzar a operar en Nicaragua, pero sin duda que va a ser este año que inicien”.

Fuente: http://www.laprensa.com.ni/2014/03/06/activos/185351

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.