Radio Hermanos-Cafe Matagalpa

Caficultores reclaman medidas al gobierno

ECONÒMICAS EDIFICANDO INICIO NOTICIAS OTRAS DIÓCESIS

Los productores de café saben muy poco acerca del Programa Nacional de Transformación y Desarrollo de la Caficultura, y uno de los aspectos que más les preocupa es la falta de acciones por parte del gobierno, que les permitan comenzar a renovar sus cafetales, afectados por la roya desde el 2012.

240314 caficultores

Los productores echan de menos un plan de trabajo en el campo, que implique la selección de semillas y siembras de almácigos para llevar a la práctica ese programa y no se quede solo en el papel, es decir en la Ley para la Transformación y Desarrollo de la Caficultura.

“En primer lugar, la mayoría no tiene financiamiento para renovar los cafetales y en segundo lugar, estamos agarrando semillas a ciegas, que se producen aquí y no sabemos su origen. No existe ninguna acción coordinada entre el gobierno y los productores para enfrentar los problemas de la caficultura”, expresó Álvaro Reyes, presidente de la Alianza Nacional de Cafetaleros de Nicaragua, ANCN.

Reyes manifestó que la mayoría de los cafetaleros afectados por la roya no están haciendo ninguna labor en sus cafetales. Estos, según el cafetalero, son principalmente pequeños y medianos productores.

Según fuentes oficiales, en Nicaragua hay más de 43,000 medianos y pequeños productores, con un rango de entre 1 y 20 manzanas de café.

Según el estudio “Impacto de la roya en los medios de vida de familias productoras y jornaleros del café en Nicaragua”, divulgado por el instituto de estudios Nitlapan, de la Universidad Centroamericana, UCA, Nicaragua necesitaría renovar unas 79,000 manzanas de sus cafetales. Este estudio fue presentado el 9 de diciembre último.

“Si en Nicaragua hay 180,000 manzanas de café y suponemos que tenemos que renovar el 30%, estamos hablando de 60,000 manzanas de café, para lo cual necesitaríamos un vivero, ya germinando, de 250 millones de árboles, que no existen”, calculó Reyes.

Conatradec

Hasta hace poco, dos de los ministerios que conformarían la Comisión Nacional de Transformación y Desarrollo de la Caficultura, Conatradec, estuvieron sin sus titulares. Son el Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa, Mefcca, y el Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor.

Incumplimiento

Esa comisión aún no se ha dado a conocer, a pesar de que en enero el entonces titular del Magfor, Ariel Bucardo, y el secretario ejecutivo del Consejo Nacional del Café, Conacafé, diputado Juan Ramón Obregón, dijeron que estaba a punto de anunciarse.

“Tenemos cuatro meses de que se aprobó una ley que nos impone una contribución, pero hasta el día de hoy esa ley no se ha puesto a funcionar y ya tenemos dos años con el problema de la caficultura, y con este serán tres años de atraso”, sostuvo Reyes.

Mientras tanto, Michael Healy, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua, Upanic, dijo la semana pasada que los cafetaleros ya están reportando el impuesto establecido por la ley, aprobada en diciembre último, para la creación del Fondo de Transformación y Desarrollo de la Caficultura, pero, nadie sabe en qué se está usando ese dinero.

La ley establece que por cada quintal de café exportado, el productor reportará US$1, siempre que el precio sea de US$140 o menos; US$2 cuando el precio esté entre US$140 y US$165; US$3 si el precio se ubica entre US$165 y US$185, y US$4 cuando haya alcanzado más de US$185.

 

Visita

Unos días antes de que los exministros Pedro Haslam y Ariel Bucardo dejaran sus respectivas carteras, estuvieron en la finca La Virgen, del cafetalero Henry Hüeck, con el objetivo de conocer cómo funciona la variedad de café conocida como marsellesa.

Según Hüeck, a los funcionarios les interesaba saber si esa semilla se la podían dar a los pequeños productores y si la iban a poder manejar, y cómo está la taza, o sea la calidad de la variedad.

“Y la respuesta nuestra fue: la taza, que vengan sus catadores y hagan una catación a ciegas, pero todavía está pendiente eso, porque vinieron los cambios (de ministros)”, afirmó el cafetalero.

“Lo otro es un problema de gobierno, de cómo hacen llegar su apoyo a los productores porque son muchos… Yo lo que hice fue hacerles ver que esa semilla existe y que otros países la están comprando. Esta semilla se está yendo a México y República Dominicana y aquí todavía no han reaccionado”, aseguró Hüeck.

De acuerdo con el cafetalero, la variedad marsellesa ha sido validada en Nicaragua desde 1991 y es resistente a la roya, tiene productividad y calidad.

Fuente: http://www.elnuevodiario.com.ni/economia/315179-caficultores-reclaman-medidas-al-gobierno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.