Año difícil para el salario

Año difícil para el salario

ECONÒMICAS EDIFICANDO INICIO NACIONALES NOTICIAS

En septiembre de 2013, cuando las empresas empiezan a proyectar el presupuesto del siguiente año, 35 compañías nicaragüenses habían previsto el 2014 incrementar en una media de 6.1% elsalario de sus trabajadores. Ese ajuste, sin embargo, será absorbido en su totalidad por la nuevameta inflacionaria del Gobierno, que se elevó a entre 6.5 y 7.5% en este segundo semestre del año.

 

Eso confirma, según un estudio de Salarios y beneficios Nicaragua 2014, que divulgará hoy en Managua la firma HayGroup, que este año el poder adquisitivo de los trabajadores nicaragüensessufrirá un duro revés, al reducirse aún más su capacidad de compra porque el ajuste que recibirán no protegerá los aumentos de precios.

 

Para este estudio, HayGroup consultó a empresas nacionales de bienes comerciales, servicio e industria, entre las que destacan compañías telefónicas, industrias cementeras, licoreras y otras.

 

Tatiana Rodríguez, responsable de la elaboración del estudio, explica que las empresas nicaragüenses toman en cuenta 3 elementos fundamentales para la planificación y estructuración de sus incrementos salariales:

 

• El desempeño de los trabajadores en sus empresas;

• Las proyecciones de inflación del Gobierno;

• El análisis del mercado (remuneración y compensaciones) con el cual las empresas se están comparando.

 

Inicialmente el Gobierno había previsto que la inflación iba a ubicarse en 2014 entre 6 y 7%, pero debido al impacto de la sequía en la producción nacional en agosto la ajustó al alza.

 

“Esto significa que aunque el incremento del mercado salarial crezca al seis por ciento, el incremento en muchos de los bienes de consumo básico tendrán un precio mucho mayor a lo que el salario pueda cubrir”, explicó Rodríguez.

 

Lo que destaca la especialista es que el aumento salarial proyectado por las empresas, no obstante, es superiorrespecto a lo que estimaron sus pares centroamericanos, cuyo rango ha sido definido entre 4 y 5%.

 

“Este seis por ciento permite a Nicaragua colocarse como uno de los países con el crecimiento salarial más agresivo en la región”, afirma.

 

Otro elemento que menciona HayGroup es que en 2014 en Nicaragua los puestos de mayor crecimiento fueron losejecutivos y directivos, y en menor medida los intermedios, como vicegerentes, responsables de áreas, asesores, entre otros.

 

Sin embargo, cuando se comparan los salarios de esos cargos con los pares en Centroamérica, la firma señala que en los puestos más altos de las compañías, Costa Rica y Panamá son los mercados que mejor pagan a nivel regional.

 

Por ejemplo, el salario que recibe un ejecutivo en Nicaragua, por esa misma labor que desempeña aquí, en Costa Rica su ingreso sería 114% mayor. Si trabajara en El Salvador sería 22% más, y en Panamá 17% más. Nicaragua solo paga mejor a los ejecutivos respecto a los de Honduras, donde se gana el 91% del salario promedio devengado acá.

 

En el caso de los que ocupan cargos gerenciales, Costa Rica sigue liderando los mejores salarios (63% más respecto al nicaragüense), luego Honduras (62% más) y Panamá (52%).

 

En cuanto a cargos de direcciones, un trabajador nicaragüense con ese rango puede llegar a ganar 36% más de su salario en Costa Rica, 33% más en Panamá y Guatemala. Sin embargo, el salario de un nicaragüense en este rango es 98% mejor respecto a los de Honduras.

 

Sobre el impacto de la inflación e incrementos salariales, Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), refirió que cuando los incrementos salariales están por debajo de las metas inflacionarias, “las familias lo que hacen como primera medida es reducir su consumo, y en menor medida algunos buscan una segunda fuente de ingresos, eso lo hemos reflejado en la segunda encuesta de coyuntura económica que preparó Funides”.

 

Y añade, “otra gente solicita préstamos a amigos y bancos, pero la estrategia de la familia se enfoca en reducir los niveles de consumo”, enfatiza.

 

Es por ello que Chamorro insiste en que las empresas doten a sus empleados de capacitacionesque les permitan mejorar la productividad “y que de esta manera los incrementos salariales estén relacionados a esta productividad”.

 

Tal ha sido el deterioro del poder adquisitivo, que según datos del Banco Central de Nicaragua, el costo de la canasta básica a julio se sitúa en 12 mil 440 córdobas, superior en 1,397 córdobas en relación con diciembre de 2013, cuando se requerían 11 mil 43 córdobas para adquirir los 53 productos de la cesta familiar.

 

Sonia Vanegas, gerente de país de la firma especializada en Recursos Humanos Manpowergroup, admite que la realidad del salario que devenga la clase trabajadora nicaragüense no es la mejor de los que tienen los países de la región, es por ello que las empresas deben iniciar a establecerpolíticas salariales como un elemento fundamental, con el fin de promover el mejoramiento de lascondiciones de vida de los trabajadores nicaragüenses con verdaderos y reales salarios dignos.

 

“Las empresas deben reflexionar y trabajar en conjunto con entidades de Gobierno para que todos los empleados puedan contar con un verdadero salario real y digno, a fin de que puedan cubrir sus necesidades contenidas en la canasta básica”, afirma.

 

“Los trabajadores son consumidores, padres, madres, estudiantes, y en general personas con preocupaciones sobre su familia, su salud, su futuro profesional o su realización personal. Por eso cuando se ponen en operación esquemas que facilitan la vida de sus colaboradores, los empleadores pueden observar resultados de su inversión, tales como mejoras en el clima laboral, en la actitud y compromiso del personal”, agrega.

Fuente: http://www.laprensa.com.ni/2014/08/26/activos/209183

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.