Francisco visitará el Santuario del Quinche en Ecuador

Francisco visitará el Santuario del Quinche en Ecuador

EDIFICANDO INICIO NOTICIAS NOTICIAS IGLESIA CATÒLICA PAPA FRANCÍSCO EN ECUADOR, BOLIVIA Y PARAGUAY VATICANO

Ciudad del Vaticano, 02 de julio de 2015 (ZENIT.org) Rocío Lancho García |El santo padre Francisco visitará el Santuario Nacional Mariano “El Quinche” en Ecuador, el miércoles 8 de julio. A su llegada al Santuario, donde se espera la presencia de miles de personas, en su mayor parte ancianos y enfermos, el Papa será acogido por el Rector.

Desde allí irá al “Campo Mariano” donde le esperan más de 3 mil personas. El encuentro comenzará con el saludo de monseñor Celmo Lazzari, responsable episcopal para la Vida Consagrada. A continuación intervendrán un sacerdote, una religiosa y un seminarista y se concluirá con el discurso del Pontífice.

El Santuario de El Quinche fue construido en 1928, proclamado Santuario Mariano Nacional en 1985. La fiesta litúrgica de la Patrona de Ecuador es el 21 de noviembre. La estatua de la Virgen de El Quinche está expuesta dentro de la iglesia detrás del Altar Mayor. El templo tiene capacidad para mil personas, mientras que en el Campo Mariano, en el exterior, caben 3 mil personas.

La estatua, de 60 centímetros de altura, fue esculpida en madera en 1586 por Don Diego de Robles, artista de la escuela de Quito, por comisión de los indios Lumbici. Como no pagaron al escultor, él decidió cederla a los indios Oyacachi que la querían porque era idéntica a la Virgen que se les apareció.

La palabra Quinche tiene origen en la lengua maya Cakchiquel, cuyo significado se compone de dos vocablos, Quin que significa Sol y Chi que significa Monte.

Cada mes de noviembre, miles de fieles de la Virgen de El Quinche, peregrinan hasta el Santuario, que se sitúa a 60 kilómetros de Quito. La tradición comenzó hace más de 400 años, cuando la Virgen fue trasladada desde Oyacachi a El Quinche, se le atribuyen una infinidad de milagros y favores retratados en algunos lienzos y placas que los devotos cuelgan en una pared de la iglesia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.