Nicaragüenses piden respeto a los Derechos Humanos en una marcha en Managua

INICIO NACIONALES NOTICIAS

Miles de ciudadanos de diferentes partes del país marcharon este domingo en Managua, exigiendo al gobierno del presidente designado de Nicaragua, Daniel Ortega, no continúe irrespetando los derechos humanos.

“Estamos marchando no para celebrar, lamentablemente estamos marchando para exigirle al gobierno de Ortega que respete los derechos humanos, que son derechos constitucionales”, expuso el exdiplomático Carlos Tünnermann, quien participó este domingo en la marcha que coincidía con el 67 aniversario de la Declaración Universal por los Derechos Humanos, aprobado en 1948 por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

En la marcha que inició en el monumento dedicado a las Naciones Unidas participó la campesina Elea Valle, quien cargando una pancarta con la foto de sus hijos asesinados por el Ejército de Nicaragua, continúo exigiendo le entreguen los cuerpos que, según ella, fueron enterrados en una fosa común.

“Yo pido una vez más me entreguen los cuerpos de mis hijos. Yo no voy a detenerme hasta que sus cuerpos me sean dados, para darles cristiana sepultura en un cementerio”, dijo Valle, tras romper en llanto, mientras los manifestantes clamaban: “¡Justicia para Elea Valle!”, quien era consolada por la lideresa campesina Francisca Ramírez.

Pese a que Valle denunció oficialmente por escrito la masacre ejecutada por el Ejército de Nicaragua ante la Fiscalía y la Policía Nacional, para reclamar los cuerpos de sus hijos y que se haga justicia, estas instituciones han permanecido en un total silencio.

Belli conmovida

La escritora Gioconda Belli, quien también participó en la marcha, dijo estar conmovida por el grado de impunidad con el que actúa el gobierno de Daniel Ortega, al guardar silencio por el crimen perpetrado por el Ejército el pasado 12 de noviembre, en el que fueron asesinadas seis personas, entre estos los menores de edad que su madre pide le sean entregados sus cuerpos.

“A mí me tiene espantada que no hayan dado cuenta de esas seis personas que murieron en un enfrentamiento con el Ejército y que esta señora, doña Elea, que está pidiendo por sus hijos y que no le respondan, ese silencio, para mí es peor que lo que hacía Somoza (…) porque, que este gobierno no dé respuesta a esta denuncia de esta madre, esto es bien serio para Nicaragua”, lamentó la escritora.

Fuente: https://www.laprensa.com.ni/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.