Monseñor Rolando Álvarez denuncia amenazas a radio y diócesis de Matagalpa

INICIO INTERNACIONALES NOTICIAS NOTICIAS IGLESIA CATÒLICA

Monseñor Rolando José Álvarez Lagos, líder de la Diócesis de Matagalpa, informó de que el personal de la diocesana Radio Hermanos, de esa ciudad, ha sido amenazado de muerte, además que les advirtieron de posibles “quemas” de las varias instituciones relacionadas al obispado matagalpino. Sin embargo, el religioso no pudo precisar el origen de las amenazas.

El obispo realizó la denuncia durante el programa Pastoreo Comunión y Oración, que cada jueves transmite a través de diversos medios católicos. “No estoy afirmando quién es el que está haciendo eso, pero quiero decirles que si me tocan a alguien de mis cooperadores y queman o hacen algo contra una institución de la Iglesia en Matagalpa, sepan que no me voy a quedar en la Curia, sepan que me voy a ir ahí, a la calle”, advirtió el prelado.

Agregó: “Por favor respeten al pueblo de Nicaragua, respeten al personal de las diversas instituciones de esta Diócesis, respeten nuestras instituciones. Nosotros no somos sus enemigos ni sus adversarios, pero si nos queman, si nos agreden, pacíficamente nos vamos a ir a la calle”.

“A las calles”

“Quiero que ya lo sepan, no nos vamos a quedar los sacerdotes de esta Diócesis ni el obispo en nuestras casas curales. En nombre de Jesucristo no me toquen al personal ni a la gente que trabaja en la Diócesis. Igual que hemos dicho no toquen al pueblo nicaragüense, no lo agredan”, prosiguió.

Monseñor Álvarez es uno de los obispos que sirven como mediadores y testigos del diálogo nacional. Precisamente este jueves la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) lo declaró suspendido, hasta que el Gobierno renuncie a reprimir las protestas y manifestaciones populares.

Según el obispo de Matagalpa, “nosotros no hemos cancelado el diálogo… porque queremos dejar todavía ese resquicio, esa rendijita abierta, pero ya condicionada esta cosa y más todavía, porque no nos podemos sentar en una mesa así como está la situación, es también inaudito esto”.

“Lo que hemos dicho es que al mismo tiempo manifestamos que no podremos restaurar la mesa del Diálogo Nacional mientras al pueblo de Nicaragua se le niega el derecho a manifestarse libremente y continúe siendo reprimido y asesinado”, señaló monseñor Álvarez, leyendo parte del comunicado emitido este jueves por la CEN.

La Prensa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.