Monseñor Alvarez, preside Misa de oración por los enfermos

Todos los primeros viernes de mes en Catedral, se realiza la Misa ofrecida por la sanación de los enfermos, que es coordinada por el ministerio de oración “Jesús quiere sanarte”. El primer viernes de marzo, la celebración fue presidida por monseñor Rolando Alvarez, quien indicó que el ayuno que agrada al Señor es el transparente y noble, el de no caer en habladurías, en críticas destructivas y señalamientos.

“Hermanos, el demonio quiere que no ayunemos, que continuemos siendo el hombre viejo con placeres desordenados. Satanás desea aferrarnos al pecado, no quiere que tengas un corazón contrito humillado agradable al Señor”. Monseñor Alvarez añadió que la palabra propone un auténtico ayuno de las cosas pecaminosas, y para eso se debe reconocer cuales son “nuestras principales debilidades”.

“Que hermoso es encontrase con un pueblo dispuesto a dejarse transformar por la palabra para llegar a pensar y sentir como Cristo. Luchemos para que nuestra vida, ambientes y sociedad sea más humana y cristiana que extienda la mano al otro y nunca devuelva mal por mal, pues seremos hombres y mujeres que pasan la vida haciendo el bien”.

El Señor quiere el ayuno de la justicia, “porque también se puede ayunar pero cometiendo injusticias, oprimiendo a los trabajadores, pagando salarios indignos y evadiendo el dolor del otro. Dios quiere que no seamos injustos, que no seamos un yugo para el prójimo”… Finalmente exhortó a hacer en Cuaresma un proyecto de vida que ayude a mejorar.

Durante la celebración se realizaron oraciones de sanidad interior, física, de perdón, de gracias y de alabanzas. Antes de la “unción de los enfermos”, monseñor Alvarez hizo el envío a los que conforman el ministerio “Jesús quiere sanarte”.

Por: Manuel Antonio Obando Cortedano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.