Managua (Agencia Fides) – “Hay mucha corrupción. Hay mucha mentira, hay mucho egoísmo, hay mucha ambición de dinero y de poder y esto crea injusticia y multiplica la población pobre” ha afirmado Su Exc. Mons. José Silvio Baez en la homilía del domingo pasado en Managua.

“Es cierto que hay cosas positivas en el país, pero hay mucho que superar, no estamos satisfechos de como va la cosa” ha dicho el obispo Auxiliar de Managua comentando el pasaje evangélico donde Jesús da la vista a un ciego. Mons. Baez ha reiterado que somos todos miembros de la sociedad, por lo que “tenemos que devolverle la vista del corazón, del alma, a la sociedad, porque estamos viviendo sin alma en Nicaragua y estamos viviendo sin mente ya; porque están abundando los actos irracionales”. Luego ha añadido que “la pobreza es el fruto de todo eso, de toda esa ceguera como también el fanatismo religioso o político”.

Nicaragua todavía está conmocionado por lo ocurrido hace un mes, cuando en una iglesia evangélica fue quemada hasta la muerte una mujer de 25 años de edad, por ser considera una endemoniada. Murió cuatro días después, cuando finalmente fue llevada al hospital. La policía sigue investigando y están bajo arresto algunos líderes de la comunidad evangélica. Un hecho como éste nunca antes había sucedido.

Mons. Baez ha concluido su homilía recordando que “los cristianos estamos llamados a ser luz del mundo, como Jesús, a quitar la ceguera que nos está llevando a un callejón sin salida. ¿Han visto cuánto crimen atroz, cuánto fanatismo religioso? Falta luz en Nicaragua”.

(CE) (Agencia Fides, 28/03/2017)