III peregrinación Diocesana a la Montaña de la Paz Matagalpa

Con la celebración Eucarística presidida por monseñor Rolando Alvarez, en la Iglesia Catedral, se inició la tercera peregrinación Diocesana a la Montaña de la Paz, el 7 de mayo. En esta ocasión la actividad se desarrolló el cuarto domingo de Pascua, conocido como domingo del Buen Pastor, día en que se realiza la jornada mundial de oración por las vocaciones.

Monseñor Rolando se refirió al florecimiento vocacional que actualmente experimenta la Diócesis, teniendo a 95 seminaristas en las diversas etapas de formación sacerdotal, los que requieren 130 dólares mensual para sostenerse.

Por otra parte dirigió un mensaje con motivo de esta jornada, explicando que el Evangelio nos presenta al Señor como Pastor quien dice: “Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia”….”Hermanos, Cristo nos ofrece vida abundante, nuestro Señor Jesús es el cordero inmolado que quita los pecados del mundo con el sufrimiento de si mismo, Cristo nos libera, sana y santifica”, señaló.

La imagen puede contener: 7 personas, multitud y exterior

Monseñor Alvarez agregó que Jesús es buen Pastor porque ha renunciado a su vida para entregarse por sus ovejas, porque dispone su vida en el servicio al rebaño, porque nace, vive y muere por ellas. “El Pastor prefiere dar su vida para avisar que el lobo está atacando. El rebaño conoce la voz del buen Pastor; hoy hay muchas voces en el mundo que podrían proponer expectativa y no esperanza. La expectativa es una propuesta para superar el conflicto, nosotros creyentes no ponemos el corazón en expectativas sino en la esperanza proveniente de la Resurrección de Cristo porque en ella somos invencibles”.

“El Resucitado otorga paz y no la de los cementerios, sepulcros, guerras y poderosos, sino la paz que nace del costado abierto de Jesús en la Cruz… La Pascua es la celebración de la palabra que dice: Nos amó y se entregó por nosotros. Esa es la mayor prueba de amor donde Jesús buen Pastor, da la vida por su rebaño, porque si un pastor no da la vida por sus ovejas no es un buen pastor, solo el que está dispuesto a dar la vida por los suyos es buen pastor, no como muchos que quieren que los otros se sacrifiquen por ellos”, aseguró el Obispo, añadiendo que esto muestra que estar dispuesto a dar la vida es la única forma de guiar a los hermanos, por lo tanto ser cristianos es ser seguidores de Cristo y se debe salir del egoísmo para pensar en los demás, “hoy en el mundo hace falta gente que piense en los otros”, resaltó.

La imagen puede contener: 6 personas, personas de pie, multitud y exterior

Antes de finalizar expresó que el cristianismo enseña ver en el sacerdote un Pastor del Reino de Dios, por lo tanto “pedimos por el aumento vocacional, por la santificación de los sacerdotes y para que en los hogares surgan mas vocaciones. Que la virgen de Guadalupe, madre del buen Pastor, interceda por nosotros y nos ayude a seguir diciendo: Señor danos sacerdotes Santos según el corazón del Buen Pastor”.

Álbum completo de la peregrinación en Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.