Sacerdote mexicano brutalmente atacado ofrece dolor por conversión de todas las personas

(ACI/InfoCatólica) El padre Juan Antonio Zambrano García, de la Parroquia San Pedro y San Pablo en Tijuana, México, que fue agredido hace unos días por un sujeto que le clavó un desarmador en la cabeza, agradeció las oraciones de los fieles y ofreció su dolor por su propia conversión y por todos.

El padre Antonio Zambrano ha compartido este vídeo, mostrando que ya se encuentra en recuperación.

Antecedentes del ataque

El pasado 8 de junio un delincuente atacó al sacerdote durante la noche en su parroquia. Afortunadamente el destornillador no llegó al cerebro y el presbítero quedó fuera de peligro, según indicó el Arzobispo de Tijuana, Mons. Francisco Moreno Barrón.

Desde el hospital en el que se recupera, el P. Zambrano afirmó que «ya estamos muy bien gracias a Dios».

El sacerdote agradeció las oraciones de los fieles y afirmó que «esto que me pasó, justo en la fiesta de Jesucristo sumo y eterno sacerdote, lo ofrezco primero por mi conversión y lo ofrezco también por todos ustedes y sus familias».

El padre Zambrano dio luego su bendición y dio gracias «al señor Arzobispo, Francisco, y a muchos sacerdotes, muchos laicos, muchas religiosas, que han estado orando por mí y por mi salud».

En rueda de prensa el 9 de junio, el Arzobispo de Tijuana pidió oraciones por el Padre Toño y solicitó a las autoridades que el sacerdote «tenga seguridad, porque no es la primera vez que lo asaltan ni tampoco es la primera denuncia que se presenta», sino que «ya se había presentado en dos ocasiones»

«Gracias a Dios sabemos que después de la operación pudieron extraerle el desarmador, y lo declaran fuera de peligro», dijo en esa ocasión. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.