El ministerio católico Dei Verbum, de origen Salvadoreño y dirigido por el padre Martin Ávalos, tenía previsto tocar territorio nicaragüense la tarde de este viernes, pero las autoridades de migración negaron su entrada al país.


Cuatro conciertos benéficos, en igual cantidad de lugares en la región norte, era el objetivo de la llegada a Nicaragua del ministerio católico. El viernes por la tarde se presentarían en Ciudad Antigua, Nueva Segovia, el sábado en Ocotal y Somoto, Madriz y finalmente, realizarían un concierto en la ciudad de Estelí.

En Estelí, el evento era para recaudar fondos en pro de la conclusión de la construcción de la ermita San Martin de Porres al este de Estelí, refirió Norma Azucena Zeledón, tesorera del templo. 

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie y exterior

“Decepcionados con las actitudes que toman las autoridades nicaragüenses, mucha gente quedó a la espera y casi el 50 por ciento de boletos estaban vendidos”, refirió un miembro de la iglesia San Martin de Porres y coordinadores del evento.

Las personas a cargo del evento y quienes prefieren no mencionar sus nombres, manifestaron que se había invertido dinero en la publicidad, arreglos del lugar del concierto y se habían fabricado 1,500 boletos.

“Nosotros nos enteramos que según las autoridades, el ministerio no podía entrar al país porque tenían que presentar una orden de la cancillería, cosa que ellos desconocían, pero que tampoco nunca les pidieron” adujeron.

La imagen puede contener: autobús, cielo y exterior

Lamentaron el que el ministerio haya tenido que pasar 26 horas en la frontera El Espino, donde las autoridades supuestamente les boleaban y tuvieron que dormir a la intemperie.

“No entendemos cómo es posible que miles de personas de la religión evangélica hayan entrado al país recientemente sin problema alguno, mientras que el ministerio que no sobrepasa las 40 personas haya tenido que ser devuelto a su país” dijo uno de los coordinadores.