Asunción (Agencia Fides) – Numerosos fieles festejaron la solemnidad de la Virgen de la Asunción, patrona de Paraguay. Los actos festivos comenzaron con la procesión náutica de Sajonia al Puerto de Asunción. Desde allí los fieles llevaron la imagen de la Virgen hasta la catedral. Un buen número de estudiantes de escuelas católicas participaron también en el evento así como campesinos, fieles de las parroquias y familias.


En su homilía, el arzobispo de Asunción, monseñor Eduardo Ponziano Valenzuela Mellid, lamentó la injusticia presente en el país, donde la pobreza extrema ha aumentado en 850.000 personas, abandonadas a su destino y donde hay una gran desigualdad en la distribución de la riqueza. Para el arzobispo “la situación está llegando a un punto en el que, a nuestro alrededor, solo hay una indiferencia globalizada”.

Resultado de imagen para Monseñor Valenzuela en la fiesta de la Asunción

También señaló algunos de los elementos que contribuyen a esta indiferencia en la socidad paraguaya tales como la pérdida de valores humanos y cristianos, la destrucción de la familia, la vida, las adicciones y el alcoholismo.
(CE) (Agencia Fides, 17/08/2017)