Piden a empresas flexibilidad y mejores horarios para aumentar natalidad

Ante las bajas tasas de natalidad en España, The Family Watch ha publicado un estudio sobre las principales reivindicaciones de los españoles al respecto, entre ellas el pedido a las empresas de una mayor flexibilidad y racionalización de los horarios laborales.

The Family Watch (TFW), el instituto internacional de estudios sobre la familia, presentó recientemente en Madrid (España) el “VII Barómetro de la familia”.

A través de una encuesta realizada a 600 familias españolas, el informe concluyó “que más de la mitad de los encuestados considera que se reconoce muy poco, pública y legalmente el papel que desarrolla la familia en la sociedad”.

Según declaró María José Olesti, directora general de The Family Watch, “ante la preocupante situación demográfica en España, es el momento de que la familia se convierta, por fin, en una cuestión de Estado, para lo que es necesario que se establezcan más políticas sociales y familiares orientadas a favorecer la integración entre la vida personal, familiar y laboral, realidades que están íntimamente relacionadas”.

Por eso Olesti animó a que las empresas apliquen la “flexiguridad”, es decir, “una mayor flexibilidad y racionalización en los horarios laborales y seguridad laboral” para que se favorezca con todo ello “la crianza, la educación y el cuidado de los hijos, la atención a las personas mayores y dependientes, etc”.

Según los datos que revela este barómetro elaborado por TFW, cuando los españoles deciden tener hijos, para el 90% “es fundamental el apoyo de su pareja” y para el 80,2% es necesaria estabilidad laboral a la hora de aumentar la familia

También un 75,6% de los encuestados asegura que es necesario disponer de tiempo de calidad para dedicar a sus hijos.

Ante esta situación, las medidas que más reivindican las familias para facilitar la conciliación y la “flexiguridad” son la flexibilidad de horarios, fomento del teletrabajo y fijar el final de la jornada laboral a las 6:00 p.m.

Además, según se muestra en este estudio, uno de los puntos que más preocupa a las familias es el uso de internet y redes sociales por parte de los menores.

De hecho, el 92,4% de los hogares encuestados piensa que el uso de las redes sociales ha hecho “que perdamos intimidad” y para el 78,4% estas han fomentado una imagen “hipersexualizada” de algunos menores.

El ciberacoso preocupa al 91% de las familias, así como el auge de las apuestas deportivas online para el 80% ya que consideran que fomenta la ludopatía.

ACIPRENSA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.