Arzobispo advierte los peligros de bendecir a parejas gays

INICIO INTERNACIONALES NOTICIAS

El Arzobispo de Filadelfia (Estados Unidos), Mons. Charles Chaput, afirmó que la bendición de parejas homosexuales “minaría gravemente el testimonio de la Iglesia sobre la naturaleza del matrimonio y la familia”.

Así lo indicó el Prelado en una carta dirigida al clero de su Arquidiócesis este miércoles 7 de febrero, luego que algunos líderes de la Iglesia en Alemania se manifestaran recientemente a favor de la bendición de parejas del mismo sexo.

La carta del Arzobispo aparece luego que el 3 de febrero, el Cardenal Reinhard Marx, Presidente de la Conferencia Episcopal de Alemania, dijera a la radio alemana Bavarian State Broadcasting que “no puede haber reglas” sobre el tema y que “sí” es posible bendecir a parejas homosexuales, una decisión que debe estar en manos de “un sacerdote o un agente de pastoral”.

Asimismo, el pasado 10 de enero, el Obispo de Osnabrück y Vicepresidente de la Conferencia Episcopal Alemana, Mons. Franz-Josef Bode, propuso que lasparejas del mismo sexo reciban una bendición católica, distinta al matrimonio, y que la Iglesia revise su enseñanza sobre la homosexualidad.

Aunque en su carta Mons. Chaput no menciona ningún nombre de los líderes alemanes a los que se refiere, el Arzobispo resaltó que “la imprudencia de estas declaraciones públicas ha sido muy preocupante”.

“Cualquier ‘rito de bendición’” de parejas homosexuales “cooperaría a un acto moralmente prohibido, sin importar cuán sinceras sean las personas que buscan la bendición”, advirtió.

Para el Prelado estadounidense “tal bendición minaría gravemente el testimonio de la Iglesia sobre la naturaleza del matrimonio y la familia. Eso confundiría y desorientaría a los fieles. Y heriría la unidad de la Iglesia. Lo que sucede en la Iglesia en Alemania sobre un tema tan significativo resuena inevitablemente en la Iglesia, y eventualmente aquí”.

“Cualquier rito de ese tipo iría en contra de la Palabra de Dios y de la constante enseñanza y creencia católica”, subrayó.

El Arzobispo recordó la necesidad de tratar a todos “con el respeto y la preocupación pastoral que todos merecen como hijos de Dios con su dignidad inherente. Esto incluye enfáticamente a las personas con atracción del mismo sexo”.

También advirtió que “no hay verdad, ni verdadera misericordia, ni compasión auténtica, en bendecir un curso de acción que aleja a persona de Dios”.

Asimismo, en un artículo titulado “Caridad, claridad y lo opuesto”, publicado el 6 de febrero en Catholic Philly, Mons. Chaput también se refirió a las declaraciones de los líderes eclesiales alemanes sobre la bendición de parejas homosexuales.

“La confusión es mala: mala para el alma individual y mala para la salud de una sociedad ya que inevitablemente genera división y conflicto”, expresó.

En ese sentido, recordó que “los líderes tienen el deber especial de ser claros, honestos y prudentes en lo que hacen y dicen. En palabras de San Pablo, necesitan ‘hablar la verdad con amor’”.

“Generar confusión precipitada o deliberadamente sobre un asunto importante es una falla seria para cualquier persona que es autoridad. Así es en la vida pública y así es en la vida de la Iglesia”, resaltó Mons Chaput.

El Arzobispo de Filadelfia concluyó su carta al clero local reiterando que “bajo ninguna circunstancia ningún sacerdote o diácono puede tomar parte, atestiguar u oficiar cualquier tipo de unión civil de personas del mismo sexo; o cualquier ceremonia religiosa que busque bendecir tal evento”.

Esta medida, explica, no significa un rechazo a las personas, sino que busca “sostener con claridad lo que sabemos es cierto sobre la naturaleza del matrimonio, la familia y la dignidad de la sexualidad humana”.

ACIPRENSA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.