Marchan en solidaridad con Masaya y repudian represión de Daniel Ortega

INICIO NACIONALES NOTICIAS

La bravura del pueblo de Monimbó no se discute, pero la muerte de seis personas en este territorio indígena de Masaya —producto de la represión del Gobierno— fue lo que impulsó la sublevación.

Las calles del otrora bastión del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) fueron insuficientes para recibir este domingo a miles de personas que llegaron desde varias partes del país a solidarizarse con este pueblo rebelde.

Entre gritos de júbilo, lágrimas, consignas y música revolucionaria fueron recibidos los visitantes, quienes marcharon por las calles de Monimbó destacando el heroísmo de este pueblo indígena y expresando el repudio hacia el gobierno del presidente designado por el Consejo Supremo Electoral, Daniel Ortega.

“Nosotros queremos que el presidente se vaya, no queremos diálogo, no queremos nada. Por todos los estudiantes que han muerto estamos presentes aquí desde el Valle de la Laguna. Aquí ha estado bien feo y por eso estamos diciendo presente en el pueblo de Monimbó”, expresó Ana Julia Palacios, una representante de la comunidad indígena.

La marcha fue encabezada por el atabal y los miembros de la comunidad indígena de Monimbó, también participaron los jóvenes que han resistido la represión policial en Masaya, una gran cantidad de motociclistas y una caravana de vehículos que llegó desde Managua.

Impulsados por el dolor

Otra persona que llegó hasta Masaya fue Alexandra Fuentes, quien manifestó: “Estoy aquí (marchando) por las 63 personas que ha matado este Gobierno. Hay mucho dolor en todos lados, no solo en Masaya, hoy (ayer) lloramos a nuestros muertos. Vamos a continuar firmes en esta lucha”.

La marcha partió desde la placita de Monimbó y avanzó hacia Magdalena, luego se enrumbó hacia el barrio Oscar Pérez hasta llegar a la pista Isabel Gaitán, después pasó por la loma de Sandino y atravesó toda la Avenida Real de Monimbó, posteriormente se enrumbaron hasta llegar a la calle principal de Pancasán, pasaron por la calle El Calvario hasta llegar a la rotonda San Jerónimo y posteriormente retornaron al punto de partida.

El secretario ejecutivo de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), Álvaro Leiva, explicó que esta multitudinaria marcha en Masaya evidencia el malestar de la sociedad nicaragüense con el Gobierno, ya que la represión que han impuesto en el país ha dejado una estela de muertes, centenares de heridos y mucho dolor entre la población.

“Ha sido difícil para la ciudadanía, para los derechos humanos y para toda Nicaragua. Pero gracias a Dios logramos (el pasado sábado) la liberación de 24 ciudadanos que fueron encarcelados (durante las protestas en Masaya) y la devolución de dos agentes policiales… Tenemos la promesa del subdirector de la Policía Nacional, Ramón Avellán, de que la institución estará resguardada y que el día de hoy (ayer) no habrá policías en las calles”, relató Leiva.

Condenan el cinismo gubernamental

Tres horas después que comenzó la marcha seguía llegando gente a la placita de Monimbó. En ese lugar el representante del Movimiento 19 de Abril de Masaya, Yubrank Suazo, leyó un comunicado en el que lamentan las muertes de los últimos días, condenan el cinismo del Gobierno y exigen la renuncia de Ortega.

“El pueblo de Masaya se encuentra enardecido por los crueles y cobardes asesinatos de todos nuestros hermanos…. por lo que consideramos que el único punto de agenda en el diálogo será escuchar los términos de la rendición por parte de la dictadura; la sangre de nuestros mártires clama la inmediata salida del poder del tirano, su familia y todo el séquito de criminales que le rodea”, dice el documento.

Los manifestantes se reunieron en la placita de Monimbó y luego recorrieron las calles de la ciudad de Masaya. LA PRENSA/C. VALLE

“El Movimiento 19 de Abril Masaya denuncia y condena enérgicamente los hechos de violencia y represión orientados por la dictadura Ortega-Murillo, quienes en un descarado acto de cinismo llamaban al valiente y heroico pueblo de Monimbó a guardar la paz, al mismo tiempo que la guardia orteguista y sus fuerzas paramilitares ensangrentaban nuestras calles, volviendo a enlutar a nuestro pueblo y llenando de dolor a las familias de nuestros hermanos asesinados”, señala el texto.

Mientras tanto, una parte de los manifestantes concluyó la marcha en la placita de Monimbó, otro grupo continuó marchando junto a la caravana vehicular que tres horas después seguía llegando a Masaya.

Repliegue azul y blanco

La caravana de vehículos que llegó a Masaya partió a las 9:30 de la mañana de este domingo de la rotonda Jean Paul Genie, en Managua. Inicialmente la fila cubría unos cinco kilómetros de longitud, pero en el recorrido se fueron uniendo más personas con sus banderas azul y blanco.

Según los asistentes, esta caravana tiene un gran significado, ya que se realizó a pocas semanas del histórico Repliegue Táctico hacia Masaya y aseguran que a partir del domingo 13 de mayo Monimbó conmemora su repliegue azul y blanco.

Entre los manifestantes estaba Johana Velásquez, quien expresó: “Es algo increíble… es un grupo pacífico y estamos todos unidos por Masaya, la gente le ha rendido tributo a las personas que murieron aquí y es algo que llega al corazón”.

La Prensa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.