El Centro Carter condena la violencia en Nicaragua y pide al gobierno que desmantele los grupos parapoliciales

INICIO NACIONALES NOTICIAS

El Centro Carter condenó este miércoles las “represalias violentas” y “uso excesivo de la fuerza” contra los manifestantes en Nicaragua e hizo un llamado al Gobierno de Daniel Ortega, para que “cese todos los actos de violencia y represión y desmantele los grupos parapoliciales y las brigadas antidisturbios”.

“Desde el 18 de abril, la policía, la parapolicía, las fuerzas especiales y los grupos organizados con vínculos con el gobierno han reprimido las protestas ciudadanas en todo el país, lo que ha provocado la muerte de al menos 146 personas. Cientos más han sido heridos o detenidos arbitrariamente, enfrentando actos de tortura y tratos crueles, degradantes e inhumanos. Como ha sido ampliamente documentado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, las víctimas incluyen niños, estudiantes, defensores de los derechos humanos, periodistas y otros civiles”, dice el comunicado emitido.

El Centro Carter asegura que apoya la creación de un Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes por parte de la CIDH, como resultado de su visita in loco. “Alentamos a la administración de Ortega a cumplir con sus mandatos. Insistimos en que haya una investigación exhaustiva, transparente e independiente sobre la violencia para garantizar la verdad, la justicia y la reparación para todas las víctimas”, afirma.

También expresa que “el gobierno tiene la responsabilidad de garantizar y respetar la vida y la integridad de su gente bajo cualquier circunstancia. Debe garantizar el derecho a la libertad de reunión y manifestación pacífica y proporcionar garantías de seguridad para la oposición política”.

El Centro Carter denuncia, además, el enjuiciamiento y acoso sistemático de activistas sociales, periodistas y defensores de los derechos humanos. “También rechaza las acusaciones recientes contra Félix Maradiaga, director ejecutivo del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, por presuntos delitos de colusión, terrorismo y tráfico de drogas, así como las acusaciones contra otras personas que han trabajado incansablemente por la democracia y la protección de los derechos humanos en su país”.

En el comunicado, el Centro Carter le recuerda a los nicaragüenses que el ejercicio de su derecho constitucional de protesta debe ser pacífico, tolerante y respetuoso con el pluralismo de una sociedad democrática. “Exigimos el cese inmediato de todos los actos de violencia, intimidación y amenazas. Instamos al gobierno de Ortega a buscar mecanismos y soluciones para evitar una espiral descendente de conflictos, y exhortamos a todos los actores a reanudar el proceso de diálogo para llegar a una solución pacífica de la crisis política”, expresa el comunicado.

La Prensa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.