Caribe Norte luego del paso del huracán Eta

Caribe Norte luego del paso del huracán Eta

El huracán ETA ingresó a Nicaragua de categoría cuatro, considerado como “extremadamente peligroso” por el Centro Nacional de huracanes de Estados Unidos (CNH), tocando tierra el martes 3 de noviembre del dos mil veinte, en la Costa Caribe Norte.

En el territorio nacional golpeó una región empobrecida. El fenómeno climatológico llegó con vientos máximos sostenidos de 220 kilómetros por hora de acuerdo con el (CNH). En Bilwi, Puerto Cabezas, destruyó viviendas e infraestructuras, derrumbó árboles y líneas eléctricas, según confirmó Guillermo Gonzáles, del SINAPRED.

No se tomaron medidas necesarias oportunamente:

“No se tomaron las medidas necesarias a tiempo para resguardar la vida de los pobladores, les tocó auto evacuarse y gracias a eso no hay tantas vidas que lamentar, pero sí daños colaterales en Bilwi y las comunidades indígenas Guagua, Kurata y Prinsu, estas comunidades no cuentan con energía eléctrica lo que hace más difícil tener una información completa sobre todos los daños ocasionados.” Afirmo Anexa Alfred, líder indígena de la Costa Caribe.

Asimismo, se evidencia que muchos de los refugiados y auto evacuados, no cuentan con alimentos y mucho menos como una frazada. Tampoco cuentan con los insumos mínimos para la protección sanitaria. Todos están expuestos a adquirir el Covid-19, debido a la falta de mascarillas, alcohol y por la aglomeración dentro de los albergues.

“Apelo al corazón bondadoso de cada uno de los pobladores nicaragüenses, que desen colaborar con una ayuda monetaria y a las instancias internacionales que nos ayuden para poder asistir a nuestros hermanos de la Costa Caribe Norte, que fueron los más vulnerables ante el paso del huracán ETA, solicitó la líder indígena.

Ayuda espontánea del pueblo para el caribe norte:

Desde los primeros días de los daños causados por Eta. El pueblo en diversos puntos del país se organizó de manera espontánea para ayudar con víveres a los damnificados. A pesar del hostigamiento y tensión que en algunos centros de recolección se presentó.

Puedes leer: Se necesitan hombres y mujeres que puedan velar para que los nicaragüenses vivan en paz: Monseñor Rolando Alvarez

A medida que los días van avanzando circulan imágenes de la tragedia que dejó el huracán en el Caribe Norte, mientras persistes lluvias dispersas a moderadas que entre la población genera temor a nuevas inundaciones.

Redacción: Lourdes Dávila.

Author: Radio Hermanos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.