El 28 de agosto los fieles de la comunidad, Bálsamo Central en la parroquia San Juan Bautista-Muy Muy, recibieron la visita de monseñor Rolando Álvarez, quien bendijo la capilla de adoración perpetua.

El prelado mencionó los tres elementos que ayudan a cumplir la voluntad de Dios en nuestras vidas. Dijo que la lectio divina conduce a meditar en la palabra, la adoración Eucarística – segundo elemento – ayuda a contemplar al Señor y abandonarnos en él, “hay muchas liberaciones y curaciones que vienen de la adoración a Jesús Sacramento”, afirmó.

Concluyó señalando el último elemento que ayuda a cumplir la voluntad del Señor, los signos de los tiempos, que es encontrar la enseñanza de Dios en cada circunstancia.