Con números culturales, pólvora y con el cariño de la feligresía, la comunidad “Las Cañas”, en la parroquia San Pedro-Darío recibió la visita pastoral de monseñor Rolando Álvarez.

Desde hace aproximadamente 16 años monseñor Álvarez visita el lugar en el mes de diciembre para celebrar el cumpleaños de la señora Carmen Treminio. Ahora la visita es más especial porque los fieles se desbordan desde las comunidades aledañas para acudir al sacramento de la Confirmación.


La celebración fue el último domingo de adviento.

En la homilía el prelado citó los tres sitios en los que según el papa Francisco encontramos al Señor: El prójimo, la historia y la Iglesia.

Al explicar el primero monseñor Álvarez mencionó que Navidad es un tiempo para el encuentro con el más alejado, con el pariente o amigo que tenemos meses o años de no visitar, “ésta es una época para sanar las heridas”, aseguró, e instó a dejar que el Señor actúe.

La historia: señaló que la felicidad consiste en descubrir la presencia de Dios en los acontecimientos de la vida.

Finalmente al explicar el último sitio, “La Iglesia”, indicó que estamos llamados a ser misericordiosos para manifestar la cercanía de Dios a los que llegan a nuestras parroquias. “Mi deseo para la nochebuena es que los templos estén llenos de pecadores que buscan la misericordia de Dios”, expresó.

Redacción central – Galeria de fotos / Manuel Antonio Obando Cortedano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.