Primer obispo muerto por coronavirus en Inglaterra

La Arquidiócesis de Liverpool (Inglaterra) informó este lunes 18 de mayo de la muerte del Obispo Auxiliar Emérito, Mons. Vincent Malone, a los 88 años de edad, a causa del coronavirus

El Prelado, que sería el cuarto obispo que fallece a causa de esta enfermedad, dio positivo a la prueba del coronavirus la semana pasada y estaba siendo tratado en el Royal Liverpool Hospital.

Joe Anderson, alcalde de Liverpool, describió al fallecido prelado como “un verdadero caballero, un hombre humilde y dedicado cuya misión fue servir a Dios, la Arquidiócesis y la gente de Liverpool. Lo hizo muy bien”.

Mons. Vincent Malone sirvió como Obispo Auxiliar de Liverpool desde 1989 hasta 2006, cuando renunció por haber alcanzado el límite de edad de 75 años. Sin embargo siguió sirviendo a la Arquidiócesis como Vicario General hasta el año pasado. Además, era hasta ahora canónico de la Catedral metropolitana.

En 1982 sirvió como el coordinador regional del norte en el viaje del Papa San Juan Pablo II al Reino Unido, siendo el encargado de la emblemática visita del Santo Padre a las catedrales católica y anglicana de Liverpool.

El Cardenal Vincent Nichols, Arzobispo de Westminster, recordó de Mons. Malone “su infinita paciencia para hacer bien cada aspecto del trabajo de la catedral, su exquisita cortesía con todas las personas, incluso con quienes eran a veces muy difíciles y su amabilidad con los necesitados que tocaban a su puerta”.

Por su parte, el Arzobispo de Liverpool, Mons. Malcolm McMahon, afirmó que “sus modos corteses y buenos encontraron su plenitud en su ministerio como sacerdote y obispo, que estuvo caracterizado por la amabilidad a prueba de todo y su respeto por las personas a las que encontraba y servía. El Obispo Vincent me dijo que había disfrutado ser obispo auxiliar porque eso lo mantuvo cerca de la gente”.

Los obispos fallecidos a causa del coronavirus hasta ahora son el salesiano italiano Mons. Angelo Moreschi, Vicario Apostólico de Gambella (Etiopía); Mons. Gérard Mulumba Kalemba, Obispo Emérito de Mweka en la República Democrática del Congo; y Mons. Emilio Allue, Obispo Auxiliar de Boston.

Mons. Joseph Zhu Baoyu, que falleció el 7 de mayo varios meses después de recuperarse del coronavirus, era posiblemente la persona más anciana en recuperarse de la enfermedad. Tenía 98 años.

El diario italiano Avvenire informó que, hasta el 4 de mayo, han sido 119 los sacerdotes fallecidos por el coronavirus en Italia.

Fuente Aciprensa

Author: Radio Hermanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.